Ovejas para luchar contra los incendios y otras innovaciones sociales

Un cómic puede ser un tema serio si hay innovacion y emprendedores. Tan serio que puede ser capaz de aproximar un tema complejo como las migraciones a un público joven que ya no está habituado a leer periódicos de la forma tradicional. Un taller de cine, por su lado, puede asistir a transformar un pacto firmado en un despacho en paz auténtica para todos. Y unas ovejas pueden contribuir a batallar contra los incendios. 3 renovadores sociales —Gonzalo Fanjul de porCausa, Helena Puig de Build Up y Oriol Vilalta de la Fundación Pau Costa— vieron soluciones donde absolutamente nadie más lo hacía. El impacto social de su trabajo les valió el reconocimiento de la red Ashoka en un acontecimiento festejado este martes en el Teatro De España de la capital española.Refugiados rohinyá en el campo para desplazados de Thankhali (Bangladés).

Hoy en día, hay veinticinco conflictos bélicos en el planeta, calcula Helena Puig. “En muchas ocasiones, las negociaciones de paz se festejan entre los líderes, mas no llegan a plasmarse en bienestar para todos”, mantiene la codirectora de Build Up, una compañía social creada para dar voz a los que viven la violencia en primera persona y que, no obstante, en general están excluidos de estos procesos. Las mujeres que radican en la frontera entre Sudán y Sudán del S. fueron entre las primeras en probar esta metodología, participando en la grabación de un reportaje en el que contaban su visión del enfrentamiento. Ideas similares se incorporaron asimismo en Somalia, Burundi, Colombia y Siria para dar la palabra a mujeres, jóvenes o bien pequeños.

“También hay enfrentamientos no armados que son igualmente dañinos”, insiste Puig. “Bolsonaro que ha ganado las elecciones en Brasil con razonamientos cargados de sexismo y homofobia, la polarización del alegato alrededor del Brexit en R. Unido o bien del racismo en USA, el temor sobre el que se fundamenta la guerra a las drogas en Filipinas…”. Build Up ha analizado el empleo de las nuevas tecnologías que ha tolerado crear estas divisiones sociales y plantea exactamente el mismo antídoto para contestar al inconveniente. “Hemos mandado más de dos mil mensajes automáticos a usuarios de redes sociales en USA que estaban expuestos a alegatos de odio. Si nos respondían, nos poníamos en contacto con ellos mediante un chat. Recibimos ochocientos respuestas”.

Para Gonzalo Fanjul, directivo del área de investigación de porCausa y organizador del weblog tres mil quinientos Millones de Planeta Futuro/ELPAÍS, la crisis de los cayucos que vivió España entre dos mil cinco y dos mil seis fue una suerte de epifanía. De este modo nació la que considera “obsesión” por las migraciones. Aparte de este tema, su fundación asimismo se dedica a la creación y distribución de contenido sobre pobreza y desigualdad, poniendo a trabajar mano a mano profesionales de diferentes áreas, como cronistas y artistas gráficos, para buscar nuevas formas de contar la información sobre las personas frágiles. “Queremos una sociedad más crítica y siendo consciente de su poder de transformación. La patraña nutre el temor y el populismo. Y, en el caso de las migraciones, esta patraña se paga con vidas humanas, al tiempo que produce ganancias para otros”.

En los 2 últimos años, explica Oriol Vilalta, los incendios han ocasionado más de doscientos fallecidos en Europa. “Nunca ya antes hemos registrado tantas víctimas, pese a que jamás ya antes habíamos invertido tanto para eludir el fuego”, asegura el directivo de la Fundación Pau Costa. El cambio climático no hace que ampliar la extensión del inconveniente. “Para combatir contra los incendios, precisamos un cambio de paradigma: hay que pasar de la extinción a modelos renovadores de prevención y gestión”.

El trabajo de Vilalta está centrado en movilizar cerca de esta visión una red mundial de estudiosos, agentes forestales y ciudadanos, mejorando las técnicas de extinción y creando estructuras económicas en el monte. Uno de los proyectos de la fundación, por servirnos de un ejemplo, desea fortalecer la contribución de los rebaños en la administración del peligro de incendios a través de el pastoreo en zonas forestales del norte de Cataluña. Mediante una práctica de ganadería extensiva que se ajusta a ciertas pautas, los ganaderos contribuyen a lograr un género de masa forestal más resistente al fuego. Los productos derivados de esta actividad reciben una certificación ya antes de ser lanzados al mercado. “Todos podemos contribuir a batallar contra los incendios comiendo estos quesos o bien el youghourt y este objetivo se puede lograr empleando viñedos como cortafuegos o bien calentando nuestros hogares con biomasa procedente de estas actividades”.

Los recién nombrados Renovadores Sociales Ashoka dos mil dieciocho de España van a entrar a ser parte de una red global de generadores de cambio que en nuestros días cuenta con tres mil quinientos emprendedores sociales en noventa y siete países, treinta y siete de los que en este país. Los premiados, elegido entre prácticamente quinientos aspirantes, van a recibir ayuda económica para incorporar sus proyectos a lo largo de 3 años y apoyo estratégico para acrecentar el impacto de su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *