Requisitos y Sugerencias para Solicitar Préstamos Personales

Un préstamo personal es un acuerdo mediante el cual la institución financiera adelanta una suma de dinero a otra persona denominada prestatario, con la obligación de devolver el principal y también de pagar los intereses pactados y los costos derivados del negocio.

Las entidades de crédito ofrecen una infinidad de préstamos personales, también llamados préstamos al consumo, con distintas denominaciones comerciales. A pesar de algunas pequeñas variaciones, son prácticamente iguales.

Para comparar la amplia gama de préstamos personales en el mercado, debemos considerar:

  • Tipo de interés
  • Tarifas de apertura y cancelación (total o parcial)
  • Otros gastos
  • Período de recuperación (el tiempo que se tarda en devolver el dinero prestado)
  • Importe de la tarifa mensual

Tipo de interés

La tasa de interés es el precio que cobra la institución financiera por pedir prestado el dinero que ha solicitado. Antes de tomar una decisión, compare las diferentes ofertas, pero considere no solo la tasa de interés nominal, sino también la tasa de interés anual equivalente (más precisamente, si está buscando préstamos con el mismo plazo de pago).

La APR es un cálculo algo complejo que incluye la tasa de interés nominal y las comisiones que pueden aplicarse a su préstamo, teniendo en cuenta la duración de la transacción. Es un indicador mucho más confiable del costo real del préstamo.

Algunos préstamos pueden tener un tipo de interés nominal bajo, pero muchas comisiones por otros conceptos (como la apertura, cancelación, amortización parcial, etc.).

Si sumamos todos los conceptos, podemos ver que un préstamo con un 3% de interés nominal es más caro que otro con un 5% pero con menos comisiones.

Garantías

El crédito personal se distingue del crédito hipotecario por la garantía que tiene la entidad de crédito en caso de incumplimiento.

Quienes contratan un préstamo personal ofrecen como garantía todos sus activos, presentes y futuros, que, según el caso, pueden ser numerosos o pocos.

El titular de la hipoteca ofrece, además de la garantía personal, el propio inmueble hipotecado, que pasará a ser propiedad del banco en caso de incumplimiento.

Debido a este mayor riesgo para los bancos y cajas de ahorros, los préstamos personales suelen tener un tipo de interés más alto y un plazo de amortización más corto que las hipotecas.

En otras palabras, son más caras y tenemos menos tiempo para devolverlas. La cantidad prestada también es mucho menor que la que se puede obtener con un préstamo hipotecario.

En cualquier caso, los clientes con altos saldos en cuentas de la misma unidad y casa y otras propiedades que posean tendrán más oportunidades de obtener préstamos en condiciones más favorables que aquellos que no tienen mucho capital.

¿Cuáles son los requisitos del Préstamo Personal?

Antes de que la entidad crediticia obtenga un préstamo, se realizará un estudio de viabilidad para evaluar su capacidad de pago. Este estudio es similar a preparar su presupuesto personal.

Principalmente toma en cuenta sus ingresos mensuales y sus obligaciones de pago, como otras deudas impagas, incluidos los saldos de tarjetas de crédito, para estimar si podrá pagar los pagos mensuales del préstamo sin ningún problema.

El banco también valora sus activos (inmuebles, inversiones, otras cuentas bancarias, etc.), que actúan como garantía.

Si el banco duda de tu capacidad de pago o de tu historial crediticio y no considera que tus activos sean una garantía suficiente, es probable que necesites un fiador (otra persona que acepte hacerse cargo de la deuda si no pagas) para conseguir un préstamo personal.

Documentos necesarios para solicitar un préstamo

  • DNI
  • Presupuesto o factura proforma del producto o servicio que desea comprar con el préstamo
  • Comprobante de ingresos (último pago de trabajadores externos y declaración de IVA y pago de la seguridad social para autónomos, última cuenta de resultados)
  • Copia del contrato de trabajo
  • Lista de sus activos en el momento de la solicitud del préstamo (bienes raíces, automóviles, inversiones, cuentas bancarias, etc.)
  • Carta de vivienda o contrato de arrendamiento
  • Recibos de pago
  • Ingresos recientes por otros préstamos, si corresponde

Cantidades, objetivos y duración

Las instituciones financieras también garantizan la coherencia entre el objetivo, el monto y la duración del préstamo solicitado. Es decir, no te dan 400.000 pesos por la compra de una lavadora.

Un préstamo personal debe estar destinado a financiar un producto o servicio de consumo en particular y las entidades quieren evitar usarlo para hacer frente a problemas generales de liquidez de los clientes.

Por eso, a menudo es necesario presentar una factura o cotización pro forma. Las unidades incluso requieren la mediación de pagos para garantizar que el dinero se utilice realmente para los fines especificados por el cliente.

Cuando se trata de plazo, una regla general es que el plazo del préstamo no debe exceder la vida útil que pagas. No desea seguir pagando tarifas por algo que ha tenido durante mucho tiempo y por artículos que ya no se utilizan o que se han vuelto obsoletos.

Por tanto, no es recomendable solicitar préstamos a largo plazo para financiar vacaciones, fiestas o bodas, y un préstamo de coche por ejemplo no debe tener un plazo de amortización superior a la vida útil del vehículo.

Si se concede el préstamo, la institución de crédito debe presentar una oferta fija con una descripción escrita de todos los términos del préstamo.

La oferta es válida por 10 días, por lo que conviene estudiarla detenidamente y compararla con otras ofertas.

El monto del préstamo, la duración y la tasa de interés determinan el pago mensual a pagar. Cuanto mayor sea el tiempo, menor será el pago mensual, pero el costo total será mayor porque paga intereses por más tiempo.

Si es posible, evite los préstamos que cobran tarifas altas por cancelación anticipada.

Un préstamo personal debe estar asociado a un banco operativo o cuenta corriente a nombre de los prestatarios. En otras palabras, deberá tener una cuenta abierta para pagar.

Entidades Bancarias Online

En el mundo financiero, las empresas fintech han desarrollado el equilibrio entre finanzas y tecnología al introducir préstamos personales en línea en el mercado.

En general, solicitar un préstamo con empresas tradicionales significa implementar una serie de trámites, realizar cambios y presentar documentación.

Para completar estos pasos, los bancos digitales ofrecen un sistema muy sencillo basado en plataformas 100% digitales que ofrece una respuesta in situ con requisitos muy sencillos.

Este producto fue desarrollado, entre otras cosas, para aplicar nuevas tecnologías en base a las necesidades del cliente.

De hecho, los préstamos personales online se presentan como una oferta para todas las personas desfavorecidas que, por diversas razones, no han podido acceder a todos los productos financieros.

Pero, ¿cuáles son las verdaderas razones para solicitar un préstamo online en comparación con los préstamos tradicionales?

Las ventajas del préstamo online

Los requisitos son mínimos, las opciones son mayores

Los préstamos están generalmente disponibles para todos los adultos que tengan un DNI argentino y una cuenta bancaria. Además, los préstamos en línea han ampliado su cartera de clientes para incluir usuarios como monotributistas y morosos.

La cantidad solicitada se puede utilizar para cualquier propósito que la persona desee, en otras palabras, no es necesario justificar el destino del dinero en el momento de la solicitud. El solicitante puede optar por invertir el monto en un negocio, utilizarlo para viajar o incluso pagar deudas.

Solo toma unos minutos completar el formulario de solicitud de crédito gracias a la digitalización de este servicio.

El usuario solo tarda unos minutos en completar el formulario de solicitud de crédito personal. La innovación tecnológica hace que la demanda de dinero esté a un clic de distancia.

Incluso muchas empresas proveen simuladores de préstamos personales para calcular los gastos reales a la hora de concretar el préstamo antes de llevar a cabo la operación para anticiparse apropiadamente.

Esto genera un importante ahorro de tiempo ya que no es necesario acudir a un dispositivo y presentar documentación física para acceder a este producto.

Disponible cuando sea, donde sea


Además de dar una respuesta rápida, lo cierto es que las plataformas funcionan con jornadas laborales muy largas.

A través de canales como el correo electrónico o una línea telefónica, un equipo asesor está disponible casi las 24 horas para apoyar a sus clientes durante todo el proceso y despejar sus dudas.

El plazo de devolución se adapta completamente al solicitante, por lo tanto, es la persona quien decide cuando se reembolsará la cuota. Es importante señalar que la fecha de pago la fija el prestamista y debe respetarse para no sufrir intereses de penalización sobre el monto.

Más seguridad

El sistema digital es completamente seguro porque las empresas trabajan con políticas de seguridad y privacidad que protegen los datos personales de todos sus clientes.

Además, los contratos se concretan en línea con una firma electrónica que valida las identidades de las partes y sirve como herramienta para aceptar los términos del acuerdo.

La propia naturaleza de los préstamos personales online, que se suman en el contexto de las dificultades económicas, está aumentando día a día la demanda de este servicio.