Twitter expulsa definitivamente al ultra Alex Jones

La red social Twitter anunció este jueves que ha vetado de forma terminante las cuentas del ultra conspiranoico de Norteamérica Alex Jones y de su canal de noticias, Infowars. La compañía estima que estas cuentas violan sus condiciones de servicio. El movimiento de Twitter llega un mes una vez que el contenido de Jones fuera expulsado de otras plataformas como Fb, YouTube, Apple o bien Spotify. En estas condiciones, a Jones solo le queda su página y su aplicación móvil para propagar sus teorías.

Twitter jamás da explicaciones de por qué razón suspende o bien no cuentas de usuarios, alén de mandarles un mensaje diciendo que no respetan las reglas del imbound marketing. Esas reglas son que el único límite a lo que se puede decir está en el acoso, el insulto, las amenazas y la incitación a la violencia. En un caso así, no obstante, la compañía publicó una larga argumentación.

“Hemos actuado de esta forma basándonos en nuevas informaciones sobre tweets y vídeos publicados el día de ayer (el miércoles) que violan nuestra política sobre comportamiento abusivo”, afirmó la plataforma. “Vamos a continuar estudiando otras cuentas que puedan estar relacionadas con Alex Jones o bien Infowars y vamos a tomar medidas si nos llega contenido que viole nuestra reglas o bien si se emplean otras cuentas para sortear el veto”.Alex Jones, el miércoles en el Senado, a donde acudió para oír la comparecencia del CEO de Twitter, Jack Dorsey.

Twitter había sido criticado hace un mes por no vedar a Jones una vez que este animara a tomar las armas contra la enésima conspiración que, en su planeta, prepara la izquierda. En su sitio, suspendió la cuenta a lo largo de una semana. El movimiento terminante llega un día una vez que Jones asistiera al Senado de U.S.A. a oír en riguroso directo entre el público la comparecencia del primer ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, en la que fue interrogado por el papel de la red social en el momento de diseminar alegatos de odio y favorecer el extremismo.

Jones montó su espectáculo en el Capitolio. Hostigó a un cronista de CNN y después interrumpió múltiples veces al miembro del Senado republicano Marco Rubio mientras que charlaba con los cronistas. Rubio llegó a tener un intercambio exaltado con Jones, a quien le advirtió que no le pusiese la mano el hombro. Jones retransmitió todo por Periscope, una plataforma de vídeos en riguroso directo propiedad de Twitter. Jones asegura que hay una conspiración para enmudecer a la derecha en USA igual que la censura china sobre Internet.

Con el veto de este jueves, Twitter manda un mensaje, si bien los límites de la red social no están todavía claros. El propio Dorsey ha reconocido que es un discute interno todavía sin solucionar. El miércoles, en Senado, Dorsey afirmó que Twitter “no es una plaza pública sana” y que aceptaba “la responsabilidad completa de arreglarlo”.

El veto al alegato ofensivo y de odio en las redes tampoco provoca unanimidad. Organizaciones de derechos civiles poco sospechosas de coincidir con Jones en nada han advertido de que el precedente supone peligros, y que no habrían de ser grandes compañías privadas las que decidan, desde situaciones prácticamente de oligopolio, cuáles son los límites de la libertad de expresión.

Jones comenzó su programa Infowars hace 2 décadas desde una radio de Austin, Texas. Desde ese momento, ha ido pasando de conjuntos marginales de Internet en los que se comparten teorías conspirativas hasta ser un nombre conocido en la charla mediática de USA. Por el camino ha promovido teorías como que la matanza de pequeños en el instituto Sandy Hook fue una impostura para justificar la limitación de las armas y que los progenitores que lloraban a sus hijos eran actores pagados. En dos mil trece, afirmó que el presidente Barack Obama era el líder mundial de Al Qaeda.

El presidente de U.S.A., Donald Trump, ha participado en Infowars y al comienzo de su campaña afirmó en su programa: “Tu reputación es increíble. No te defraudaré”. El propio Jones se declaró después sorprendido de escuchar al aspirante reiterar las cosas que afirmaba en su programa. Después, Jones ha asegurado que se sostiene en contacto usual con Trump. El presidente, por su lado, se ha quejado en los últimos días de lo que considera censura en las redes socialescontra voces que le son convenientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *